Thursday, September 02, 2010

Franklin Brito: crónica de una muerte anunciada


La primera vez que leí la novela de García Márquez pensé que la muerte de Santiago Nassar se debía a la mala suerte: nadie le avisó a tiempo que lo estaban buscando sus amigos, los hermanos Vicario, para matarlo. La segunda vez, sin embargo, me di cuenta que no, que Santiago Nassar era hombre muerto desde el momento en que Angela Vicario lo confiesa como amante prenupcial. Es hombre muerto, no por mala suerte, sino porque a pesar de que los hermanos Vicario se dan a la tarea de comunicarles la empresa que tienen en mente a todo el mundo, el pueblo se las arregla para que no se sepa. No sabemos ni siquiera si Nassar es verdaderamente el amante, o un nombre improbable que Angela utiliza por la amistad con su familia. Cualquiera que sea la verdad, por envidia o desidia, el pueblo confabula con su silencio para que los Vicario puedan matar a Nassar.

La trágica muerte de Franklin Brito esta semana me hizo pensar en la novela de García Márquez. La muerte de Brito fue una muerte anunciada. De hecho, todos sabían que Brito se iba a morir, todos sabían que la voluntad del hombre era inquebrantable, pero, al igual que en la novela, nadie hace nada para impedirlo.

La pregunta es porqué.

La historia de Brito demuestra todo lo que está mal en Venezuela: el abuso de poder, las leyes pensadas únicamente para mantener a Chávez en el poder y utilizadas a dedillo por el gran o algún pequeño tirano de turno. Luego está la falta de justicia, esa injusticia rampante que siempre ha existido en Venezuela pero que en la era Chavista se ha visto magnificada y elevada a política de Estado. Después está la ineficiencia: la infinita incapacidad del Gobierno de Chávez para hacer cualquier cosa que tenga que ver con gobernar un país en el siglo XXI. Finalmente tenemos la desidia, ese aceptar un estado de circo continuo como si fuera parte normal de la vida: el pensar que ante una gran impotencia un hombre proteste con su vida sea un acto proselitista para unos, exagerado para otros, o una noticia que ya no vale la pena ver en el noticiero de la noche.

Yo no se si Franklin Brito tenía razón o no en su cruzada, pero si se que el gobierno es el principal responsable de su muerte: Franklin Brito se les murió literalmente en las manos.

¿Dónde estuvo el presidente que, tan solo en @chavecandanga hace ver que resuelve los problemas de todo el mundo, por nimios o grandes que sean y que nunca le dedicó interés al clamor de Brito? En cualquier país del mundo, una huelga de hambre suscita, por lo menos, el interés del mandatario. No así en Venezuela donde el caso de Brito no valió ni una pequeña mención entre dos coplas llaneras en un Alo presidente. ¿Y porqué no intervino la Defensora del Pueblo, que para esos casos, justamente, es que la nombraron? ¿Qué pasó con el juez que debía velar por la integridad física de Brito? ¿Y la Fiscal que debía investigar los hechos punibles que Brito denunciaba?¿Qué hay de los médicos? ¿Cómo dejaron que llegara a ese estado?

Del lado de la oposición tampoco faltan culpables. Primero los medios lo convierten en un objeto de circo, para luego abandonarlo a su suerte cuando entre un escándalo y otro ya la huelga había dejado de ser noticia. Los partidos también tuvieron su parte de culpa. Si la causa de Brito era justa había que utilizarla como estandarte y protestar ad-infinitum hasta que Brito fuese oido. Por otro lado, si no era el caso, han debido hacer lo imposible para disuadirlo en su empresa. No pasó ni lo uno ni lo otro, a parte las fotos oportunistas nadie indagó, nadie preguntó, nadie se hizo verdaderamente presente. Luego, la Iglesia, ¿Qué hizo para impedir el determinismo del final de Brito?

Nadie hizo nada. Nadie movió un dedo. Todos sabían de la muerte de Brito y nadie se ocupó de ella, tal como en la obra de García Márquez, cada quien deja en manos de otros el avisarle a Nassar que lo van a matar.

“Huele a formol”, escribió el inefable Izarra en su twitter, como uno de sus tantos chistes de patán.

Tristemente Izarra tendría razón: ya Franklin Brito estaba sentenciado a muerte...por un país que le quedó muy pequeño.

8 comments:

Daniel said...

globovision y tal cual nunca se olvidaron de brito. tal vez no lo ponian en la primera pagina pero si volvia regularmente en las noticias.

Daniel said...

ah! y zeta le dedico una portada hace como dos meses. el problema tambien es que no dejaband que a brito se le acerque quein sea. estaba en el hospital militar, no olvidemos.

bruni said...

Daniel, mi percepción es la de alguien que está en el exterior y que tiene acceso sólo a los medios digitales.

Pero generalmente los medios digitales reflejan bastante fielmente de lo que se habla en los otros.

Si tu dices que Globo, Zeta y Tal Cual no se olvidaron de él, tanto mejor.

Pero por Internet, a parte contados ejemplos particularmente en Twitter, sólo leí sobre Brito cuando algo puntual pasaba, como el meterlo en el hospital militar.

Yo creo que la muerte de Brito es una desgracia para el país entero y refleja que es un país que no funciona desde ningún punto de vista.

Liz said...

Bruni, Laureano escribió algo con este mismo título:
http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=689154

Y sí, la indolencia nos carcome el país.

bruni said...

Gracias por el dato Liz, no sabía que Laureano había escrito con el mismo título...pero es que es como tan evidente.

Muy triste que esto haya pasado en el país.

Liz said...

Pero creo que tú publicaste primero...

accidentaltwins said...

Lo mejor que he lído sobre la muerte de Fanklin Brito.

bruni said...

Gracias. Cómo llegaste aquí?