Sunday, March 20, 2011

El espejo de Libia

Unos días apenas comenzada la revuelta Libia, salió un artículo del New York Times indicando que no duraría. El artículo decía que Tunisia y Egipto tenían la posibilidad de sacarse a los dictadores de encima, pero que los países con petróleo tendrían más dificultad. El artículo hacía referencia a la tesis de Thomas Friedman según la cual, los petro-estados son autocracias y el nivel de democracia y apertura de una población son directamente proporcionales a la cantidad y al precio de los barriles de petróleo. Ya en el pasado he escrito sobre eso.

Ahora bien, cuando los rebeldes Libios comenzaron a ganar terreno, me dije que, por una vez, la teoría de Friedman no se haría verdad. Libia, a pesar de ser una autocracia petrolera, tenía chance de volverse democrático.


Lamentablemente, el tiempo le fue dando razón al artículo del NYT. La inmobilidad de la comunidad internacional ante lo que estaba sucediendo en Libia no se podía entender. La situación comienzaba a parecerse tristemente a la revuelta de los Kurdos en Iraq en 1991, en la cual los rebeldes fueron aupados por la comunidad internacional bajo el supuesto de que recibirían ayuda, sólo para ser dejados a su suerte y masacrados por Saddam Hussein. 

Ahora en Libia, la comunidad internacional parece despertarse, en eso hay que dar crédito, pero quizás sea demasiado tarde. Quizás el haber esperado tanto para reaccionar, el dejar que Ghaddaffi le disparara a su propia gente sin tomar medidas inmediatas produzca en Libia otro Afghanistán. 


Para Venezuela, lo que sucede en Libia es particularmente importante. En Libia se mide la capacidad de un dictador con más de cuarenta años en el poder en quedar en el poder a toda costa, incluso bombardeando a su propia población. Chávez no es, todavía, Ghaddaffi, ni Venezuela es Libia, pero ambos países y ambos mandatarios tienen demasiadas cosas en común para que la situación sea confortable.


Esperemos que Ghaddaffi salga, y pronto, y que, por el bien de todos, la guerra en Libia no se eternice como fue el caso en Iraq y en Afghanistan. Éso pasa cuando no se actúa a tiempo y se deja que un loco terrorista arremeta contra su pueblo.

5 comments:

TechMind said...

Lo que eterniza las guerras en Iraq y Afganistan es la presencia militar de USA. El poderío militar es muy capaz de sacar a cualquiera del poder pero no resulta tan efectivo para lograr paz y estabilidad en un país. El error grave de USA en esos dos países es tratar de imponer un régimen. Debieron simplemente entrar, sacar a los criminales y salir.

Si Libia no es invadida, Kadafi podrá seguir en el poder hasta que el propio pueblo Libio lo saque. Mientras no salga, Libia estará dividida en dos con ayuda externa para mantener un cese al fuego.

A mi modo de ver muy personal, solo cuando la paz se instaure y el pueblo Libio decida salir a la calle y usar la no-violencia para sacar a Kadafi, podrá eso suceder.

jeff house said...

Intentaron no-violencia, y la respuesta fue bombardeos.

Si entiendo bien la teoria de Friedman, las autocratas no necesitan apoyo popular, siempre que tengan los fondos petroleos para comprarse un ejercito y policias secretas.

Se vio esto en Libia tambien, como dice Bruni.

TechMind said...

"Intentaron no-violencia, y la respuesta fue bombardeos."

Los bombardeos fueron después de que habían pasado a la rebelión armada.

Paco said...

Es un poco ingenuo pensar que la no-violencia es aplicable en todos los casos.

Te apuesto que si Ghandi hubiese intentado su protesta de no violencia en la Rusia Comunista desaparece a Siberia y su movimiento muere.

La no violencia solo da resultados cuando hayan instituciones internas existen que puedan apoyarlo. Cuando no existen el autócrata hace lo que le da la gana.

Yo creo que si los EEUU se hubiera salido de Iraq apenas haber tumbado a Hussein hubiera sido mucho peor. El caos que reinaba hubiera fracturado el pais seguramente y causado una revuelta interna de proporciones epicas a medida que kurdos, chiitas y sunitas empiezan a pelear entre ellos mismos.

TechMind said...

Paco
Una de las ventajas de la acción no violenta es que no necesita tener cabezas visibles. La otra es que no cruzas el Rubicón de la violencia, lo que quiere decir que si la cosa no prende, pues simplemente lo dejas para otra ocasión.

Pero en Libia la cosa había prendido, tanto así que la mitad del país ya había sido 'liberado' faltaba básicamente Trípoli. Pero al tomar las armas, el movimiento no-violento se esfuma, la gente se va a su casa a esperar el resultado. Lo que se había avanzado se perdió y ahora lo que hay es una guerra civil que quien sabe cuanto durará. Gracias a la ayuda internacional los rebeldes tienen ahora el chance de sobrevivir y Libia será un país divido en dos, pero que hubiera pasado si la ayuda internacional no se hubiera dado?
Es ingenuo pensar que hubieran podido sobrevivir.
A mi me sorprende como mucha gente cuestiona la no-violencia pero nadie cuestiona las posibilidades de la lucha armada que son tan pocas en comparación. Cuando se trata de elegir entre 2 posibilidades la no-violencia no solo es mucho más efectiva y menos sangrienta cuando triunfa y brinda mejores posibilidades de construcción del futuro país. Sino que inclusive en el caso de fracasar tiene muchas mejores prespectivas que la lucha armada donde practicamente lo que quedaría sería una masacre.
Imaginate la situación de Venezuela si despues de los sucesos del 2002-2004 la oposición hubiera decidido dejar las practicas no-violentas y hubiera tomado las armas. Como estaría el país? Crees que Chávez habría sido vencido o la oposición armada?
Probablemente todavía estariamos en guerra y la cantidad de muertos sería enorme y los exiliados y la pobreza del país .... Muchos países han pasado por esto: España, El Salvador, Guatemala, ...